Discursos

09 Marzo
2015

PALABRAS DEL DIRECTOR GENERAL DE LA COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD, DOCTOR ENRIQUE OCHOA REZA, DURANTE SU PARTICIPACIÓN EN EVENTO: “REFORMA ENERGÉTICA: PRIMER SEMESTRE DE RESULTADOS”.

   

México, D.F., 9 de marzo de 2015.

 

 

Señoras y señores, es verdaderamente un honor para mí estar el día de hoy con todos ustedes.

 

Agradezco de una manera muy profunda a todo el sector privado nacional e internacional que está invirtiendo en nuestro país, generando empleos y aprovechando las oportunidades que trae la Reforma Energética del Presidente Enrique Peña Nieto.

 

Permítanme empezar agradeciéndole al Presidente de nuestro Consejo de Administración, Pedro Joaquín Coldwell, el Secretario de Energía, todo su apoyo, todo el impulso y toda la solidaridad que ha tenido con la  Comisión Federal de Electricidad,  con sus técnicos y trabajadores; señor Secretario, nuestro más sincero reconocimiento.

 

También reconozco a mi amigo Emilio Lozoya, Director General de Petróleos Mexicanos, con quien me reúno una vez cada semana, que hablamos muy frecuentemente, y que estamos perfectamente coordinados para poder construir juntos la infraestructura que nos corresponde para el bien de México.

 

Mi reconocimiento, querido Emilio.

 

Y saludo a todos los funcionarios de la Comisión Reguladora de Energía, de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, del CENAGAS, por estar presentes y del CENACE, mi querido amigo, pues por todo el trabajo coordinado que podemos llevar a cabo, obviamente cada quien respetando sus áreas de competencia y responsabilidad.

 

Permítanme apoyarme en una presentación Power Point de 10 láminas, para mostrar los avances que tenemos en la Comisión Federal de Electricidad, en cuanto a la Reforma Energética, promovida por el Presidente Enrique Peña Nieto.

 

En materia de gasoductos, es muy importante partir del punto de donde estábamos originalmente en el 2012.

 

Recordarán todos ustedes que el Sistema Nacional de Gasoductos, arrojaba limitaciones en cuanto a su infraestructura, en cuanto a su capacidad de transporte, que se reflejaron en múltiples alertas críticas que afectaron la economía del sector privado industrial y comercial, y de la Comisión Federal de Electricidad.

 

El Sistema Nacional de Gasoductos tenía varios problemas que advertimos en este mapa.

 

Primero, no era verdaderamente un sistema, había elementos de redundancia y de interconexión que hacían falta, no era tampoco nacional, más de la mitad del territorio del país no contaba con infraestructura de gasoductos, y pues su extensión representaba mucho menos de lo que necesita el desarrollo económico del país.

 

Así, a partir de la coordinación del Secretario de Energía y en un trabajo coordinado entre Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, se ha establecido una estrategia para incrementar, como lo marca el Programa Nacional de Infraestructura del Presidente Enrique Peña Nieto, el 75 por ciento de la infraestructura del Sistema Nacional de Gasoductos.

 

Aquí podemos advertir en este mapa, los gasoductos que actualmente se están construyendo en el país o que ya están en proceso de licitación. Estos gasoductos incluyen los proyectos que Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad y el sector privado nacional e internacional, ha estado impulsando en México.

 

Como verán ustedes, estos gasoductos ya reflejan un incremento en 54 por ciento del Sistema Nacional de Gasoductos que originalmente teníamos en el 2012.

 

Estos proyectos, algunos ya están en funcionamiento, otros están en construcción y otros más están ya en proceso licitatorio.

 

La información de cada uno de estos proyectos por parte de la Comisión Federal de Electricidad, es de información  pública que está en la página de internet de la Comisión Federal de Electricidad.

 

Y en los procesos de licitación que se llevan a cabo en cada uno de estos gasoductos, nos acompaña como testigo social, Transparencia Mexicana.

 

Permítanme analizar a detalle, dónde están estos gasoductos y por qué son relevantes para el Sistema Eléctrico Nacional.

 

Aquí vemos el gasoducto norte-noroeste, es un gasoducto que está en construcción, son 2 mil 300 kilómetros y 2 mil 800 millones de dólares en inversión.

 

Aquí veo que están presentes las distintas empresas  que están llevando a cabo en tiempo, la construcción de cada uno de estos gasoductos.

 

Mi reconocimiento a cada uno de ustedes, y mi reconocimiento porque continúan participando en  los procesos de licitación que se están llevando a cabo para los siguientes gasoductos.

 

Ahora permítanme mostrarles en color rojo, los gasoductos que se anunciaron recientemente en proceso licitatorio. En color morado están los gasoductos que ya están asignados, fueron cinco gasoductos que se asignaron a cuatro empresas distintas, después de llevar a cabo procesos licitatorios públicos y transparentes.

 

Estos proyectos que estamos viendo son 11 proyectos de transporte de gas natural, son 5 mil 200 millones de dólares en inversión estimada, con una longitud aproximada a los 2 mil 300 kilómetros.

 

Los seis proyectos que están en proceso licitatorio, quedarán asignados en este año.

 

Como pueden ver también, el diseño que promueve el Programa Nacional de Infraestructura, tiene como objetivo hacer interconexiones entre los distintos puntos del país; recorrer kilometrajes de gasoductos en Estados de la República que antes no tenían infraestructura y fortalecer el sistema para que efectivamente tengamos uno que sea nacional y que pueda brindar servicio, tanto en  entidades de la República que no tenían acceso a gas natural, como en Estados de la República que ya teniendo gasoductos requieren más infraestructura para garantizar su suministro oportuno futuro.

 

¿Qué hacemos con la infraestructura de gasoductos en la Comisión Federal de Electricidad?

 

En primer lugar, esta infraestructura es del sector privado. La Comisión Federal de Electricidad no es dueño ni será dueño de gasoducto alguno, pero sí tienen contratos de transporte para recibir gas natural en regiones donde antes generábamos energía eléctrica con combustóleo.

 

En este mapa apreciamos siete centrales de generación que tenemos en distintos puntos del país precisamente por donde ahora habrá gasoductos que hasta ahora han utilizado combustóleo para generar energía eléctrica.

 

El combustóleo, como todos sabemos, es más caro y más contaminante que el gas natural.

 

A partir de esta infraestructura la Comisión Federal de Electricidad está impulsando la conversión de siete centrales que antes utilizaban combustóleo para que ahora utilicen gas natural; de estos siete proyectos de conversión que suman inversiones por 200 millones de dólares y que significa convertir 4 mil 600 megawatts de capacidad instalada, dos de estos siete ya están en funcionamiento y los demás estarán listos entre el 2015 y el 2016 de manera oportuna para recibir el gas, que es consecuencia de la construcción de estos gasoductos.

 

Y permítanme demostrarles numéricamente por qué es relevante para el sistema eléctrico nacional.

 

Estas centrales cuando operan con combustóleo a precios actuales se genera energía eléctrica a mil 522 pesos el megawatt/hora, una vez convertidas para que utilicen gas natural, la misma central genera a 575 pesos el megawatt/hora, es decir, pasamos de mil 522 pesos el costo de generación a 575 pesos una vez que contamos con el gasoducto y la conversión de la central de generación.

 

Pero aún hay más. Permítanme demostrarles en este mapa la ubicación de seis centrales de generación de ciclo combinado que utilizarán gas natural pero con tecnología de punta; una de estas centrales ciclo combinado ya fue asignada en un proceso licitatorio público y transparente, y las otras cinco están en proceso licitatorio acompañados por Transparencia Mexicana y estarán resueltos en este año.

 

Pues bien, estas seis centrales de generación de ciclo combinado nos permitirán generar energía eléctrica en el futuro a 370 pesos el megawatt/hora.

 

Tomo los números de nuevo, la central de combustóleo genera mil 522 pesos, la central reconvertida a 575, y una nueva central de ciclo combinado nos permite generar a 370 pesos el megawatt/hora; es decir, el acceso a gas natural, la conversión y la tecnología nos permitirá continuar optimizando y reduciendo los costos de generación de energía eléctrica en el país para beneficio de los consumidores industriales, comerciales y domésticos de todo México.

 

Estas seis centrales significan una inversión aproximada a los 5 mil 750 millones de dólares e incrementarán en 4 mil 600 megawatts la capacidad instalada de nuestro país.

 

Este gráfico muestra el diferencial de precios al que me he referido al pasar de combustóleo a una central convertida a una central de ciclo combinado.

 

Les presentamos en la Comisión Federal de Electricidad los datos que arrojaron los meses de junio del 2014, de diciembre del 2014, y de enero y febrero del 2015.

 

Como ustedes pueden ver, a partir de la baja en los precios internacionales en los energéticos el precio ha disminuido en cada una de las tecnologías usadas, pero la diferencia relativa entre el combustóleo y el gas natural, tanto en centrales convertidas como en central de ciclo combinado sigue siendo muy competitivo a favor de gas natural.

 

En la Comisión Federal de Electricidad le damos seguimiento constante, permanente al precio de los hidrocarburos precisamente para poder determinar cuál es la mejor estrategia de generación de energía eléctrica para la empresa y para sus consumidores.

 

En el marco de la Reforma Energética del Presidente Enrique Peña Nieto, la Comisión Federal de Electricidad tiene un firme compromiso con la energía renovable en México. Se han anunciado 15 proyectos de generación de energía renovable utilizando las diversas tecnologías para las cuales tiene disponibilidad la Comisión Federal de Electricidad.

 

Como bien ha señalado el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, se ha anunciado por parte de la Comisión Federal de Electricidad ocho proyectos eólicos, cuatro en el estado de Oaxaca y cuatro más en el estado de Tamaulipas; además, ya se ha resuelto un proceso licitatorio público para la construcción de una nueva central hidroeléctrica en Chiapas, Chicoasén II, que empieza ya su proceso de construcción actualmente.

 

El día de hoy se resuelve la licitación pública también para rehabilitación y modernización de la Central Temascal, es una central hidroeléctrica en el estado de Oaxaca.

 

Hacia adelante, continuaremos impulsando proyectos hidroeléctricos como lo establece el Programa Nacional de Infraestructura del Presidente Enrique Peña Nieto.

 

En cuanto a geotermia, la Comisión Federal de Electricidad puntualmente ha hecho entrega a la Secretaría de Energía de la solicitud de ronda cero en materia de geotermia, como lo indicaba el calendario de ejecución de la Reforma Energética. Esperaremos atentamente a la resolución de la Secretaría de Energía sobre estos campos, pero expresamos nuestro compromiso a la generación de energía geotérmica tanto en las centrales, los azufres, donde este mes estará lista una nueva central de generación, como Humeros,  en Puebla, donde también el año que entra estará lista una central.

 

En ambos campos habrá propuestas de licitación para nuevas centrales adicionales en este año, como ya se ha anunciado.

 

Ahora bien, el siguiente reto para la Comisión Federal de Electricidad es poder llevar la energía eléctrica de donde esta se genera a donde se va a consumir. Como todos ustedes saben, el Sistema Eléctrico Nacional ha arrojado importantes pérdidas, técnicas y no técnicas, en la infraestructura de transmisión y de distribución de energía eléctrica. Estas pérdidas han reflejado una tendencia importante a la baja.

 

En el 2012, el país perdía el 16 por ciento de la energía que transportaba; en el 2013 perdió el 15 por ciento; en el 2014 perdió el 14 por ciento. El compromiso de la Comisión Federal de Electricidad es continuar reduciendo las pérdidas técnicas y no técnicas en el sistema, de manera tal que para finales de esta administración el nivel porcentual de pérdidas técnicas y no técnicas esté entre el 10 y el 11 por ciento, de manera tal que la siguiente generación de mexicanos esté en las condiciones de disminuirla al 6 o 7 por ciento donde está, en promedio, todo sistema eléctrico desarrollado en el mundo.

 

Para ello, para ese fin, como ha señalado el Secretario Pedro Joaquín Coldwell, la Comisión Federal de Electricidad impulsa proyectos de inversión con el sector privado por mil millones de dólares en líneas de transmisión y de distribución.

 

Estaremos muy atentos en la Comisión Federal de Electricidad a las definiciones que tome la Secretaría de Energía y el CENACE en cuanto a las necesidades futuras del Sistema de Transmisión y de Distribución en el país para contribuir en el marco de nuestras responsabilidades para fortalecer precisamente esta infraestructura.

 

Los resultados que podemos presentar al público es que el uso de más gas natural, de menos combustóleo y de más agua para generar energía eléctrica, y la reducción de pérdidas técnicas y no técnicas nos permitan reflejar ya una disminución en las tarifas eléctricas, en los sectores industrial, comercial y doméstico.

 

En el sector industrial la reducción es entre el 18 y el 26 por ciento, dependiendo del nivel de consumo. En el sector comercial la disminución es entre el 7.5 y el 16 por ciento, también dependiendo del nivel de consumo.

 

En el sector doméstico de alto consumo, la reducción entre marzo del año pasado y marzo de este año, como son todas las cifras que he mencionado, la disminución en el sector doméstico de alto consumo es de 7.5 por ciento, y en el sector doméstico de bajo consumo, que es la tarifa más subsidiada que tiene el país, y que tradicionalmente se incrementaba del 2006 a la fecha, en 4 por ciento de manera anual, este año no aumentará y, de hecho, bajará en 2 por ciento a partir del decreto del gobierno de Presidente Enrique Peña Nieto.

 

En consecuencia, los trabajos de infraestructura, inversiones y avances que se han hecho para optimizar combustibles ya arrojan resultados en reducción de tarifas para los sectores industrial, comercial y doméstico.

 

Señoras y señores, la Comisión Federal de Electricidad tiene un propósito muy claro en el contexto de la Reforma Energética promovida por el Presidente Enrique Peña Nieto. Tenemos que ofrecer un servicio de energía eléctrica de mayor calidad, de menor costo y con procesos más amigables con el medio ambiente.

 

Yo le agradezco a cada uno de ustedes la contribución que ha hecho por el Sistema Eléctrico Nacional, y les pido la oportunidad de que la Comisión Federal de Electricidad les siga sirviendo.

 

Muchas gracias.

 

 

-o0o-

[ Descargar ]
Proyectos de infraestructura Suscripción RSS ¿Y tu, ya estás ahorrando energía?